A través de cientos de años, el Tarot ha probado ser una herramienta muy efectiva y segura para realizar los cambios de conciencia necesarios para lograr la iniciación real, para convertirnos en canales trasparentes para las fuerzas divinas que guían la evolución hacia el bien. Funcionan tanto como imágenes arquetípicas para meditación, como llaves imaginativas hacia los planos internos de conciencia. Su uso como sistema adivinatorio nunca fue el propósito de su creación, sin embargo, debido a que está construido a partir de imágenes arquetípicas, su simbolismo puede revelar aspectos intemporales de la psique. Cuando se usa apropiadamente, el Tarot despierta en el interior de quien lo trabaja estados específicos de conciencia ya sean éstos intelectuales, emocionales o místicos que le permiten entender su vida y avanzar en el desarrollo personal y espiritual.

El Loco – El Espíritu del Aire

Del Tarot de La Fraternidad del Círculo Dorado. ® Derechos Reservados.

Del Tarot de La Fraternidad del Círculo Dorado. ® Derechos Reservados.

El Loco representa al alma evolutiva en su viaje a través de la experiencia de la vida misma, es una imagen poderosa que nos habla de nuestro Ser Superior a punto de iniciar una nueva aventura. Pero no hay que confundir a este “Ser” con las vestimentas que portará en el mundo de los deseos. El Ser Superior no está encadenado al cuerpo o a la personalidad, usa dichos vehículos como herramientas de experimentación. Por tal motivo, la carta del Loco representa el poder, la libertad y la luz del espíritu que guían nuestras vidas.

La carta del Loco está asociada con lo primordial, con el origen a partir de lo no manifiesto. Numéricamente se le asigna el cero, la nada, el huevo cósmico a partir del cual nace el creador y su campo de experimentación y autoconocimiento, llamado el universo. El arquetipo más importante del Loco es el del “Ser”, fuente y origen de todo cuanto existe. Otra forma de llamar a este arquetipo es “El Espíritu”, la unidad surgiendo del pensamiento divino potencial, y haciéndose manifiesto. Pero no debemos olvidar que el Loco proviene de un vacío creativo, oscuro y profundo, y es de dicho vacío que proviene todo su poder.