Los cursos del programa intermedio de estudios de la F.C.D. están diseñados para ingresar en Los Misterios Menores, los cuales se enfocan en la purificación y regeneración de la personalidad humana, bajo la guía del Ser Superior. Es necesario haber completado y aprobado todos los cursos de formación básica. Se requiere dedicación, constancia, así como una actitud de servicio y amor compasivo. Se profundiza en el trabajo meditativo y la práctica ritual personal. Sólo se puede tomar un curso a la vez. Las lecciones son semanales. El llevar un diario mágico también es parte del trabajo.

Los cursos para los Alumnos a Distancia están enfocados a profundizar en aspectos avanzados de Qabalah para lograr la comunicación y el contacto con el Ser Eterno Verdadero. Los cursos son cuatro: El Ascenso Místico, El Descenso de la Luz, Luz en Extensión y La Sombra del Árbol.

Para los Alumnos Presenciales el curso principal es denominado “El Sendero de Retorno” y está dividido en cuatro partes llamadas Templos” e implica trabajo grupal en Logias Mágicas especializadas.

Es importante decir que no es necesario que el alumno termine todos los cursos, puede hacer pausas para asimilar las experiencias en el camino, cada estudiante tiene un proceso de desarrollo personal y llegará al nivel despertamiento de conciencia necesario, en el que pueda servir a la luz, a la vida y al amor de manera justa. El camino hacia la luz es uno de gozo, despertamiento y descubrimiento de lo divino en la vida, pero no podemos prometer un trabajo fácil, ni que realicemos por el alumno lo que sólo él puede hacer, “conocerse a sí mismo”. Sin embargo, las enseñanzas y prácticas que se ofrecen han sido realizadas por cientos de alumnos a través de los años y han probado ser un método efectivo para el desenvolvimiento espiritual. El programa de estudios de la F.C.D. está basado en una metodología educativa para adultos, en la cual, los estudiantes se involucran y se hacen responsables del proceso formativo. Por tal motivo, no usamos un sistema tradicional de evaluación, es decir no se asigna un número al conocimiento y al desarrollo del alumno, tampoco damos “diplomas” o “certificados” de aprobación en ninguno de los cursos. Sin embargo, dado que los cursos tienen como objetivos la transformación positiva, el desarrollo de la conciencia y de ciertas habilidades, el alumno tendrá que demostrar el uso y manejo adecuado de las técnicas espirituales contenidas en el programa y haber desarrollado una sensibilidad de ayuda hacia los demás y el mundo en general.

Para mayor información sobre el plan de estudios, los cursos y forma de trabajo, solicite la Guía de Ingreso al Secretario: correo@circulo-dorado.org