El Espíritu del Aire

El Loco representa al alma evolutiva en su viaje a través de la experiencia de la vida misma, es una imagen poderosa que nos habla de nuestro Ser Superior a punto de iniciar una nueva aventura. Pero no hay que confundir a este “Ser” con las vestimentas que portará en el mundo de los deseos. El Ser Superior no está encadenado al cuerpo o a la personalidad, usa dichos vehículos como herramientas de experimentación. Por tal motivo, la carta del Loco representa el poder, la libertad y la luz del espíritu que guían nuestras vidas.

La carta del Loco está asociada con lo primordial, con el origen a partir de lo no manifiesto. Numéricamente se le asigna el cero, la nada, el huevo cósmico a partir del cual nace el creador y su campo de experimentación y auto conocimiento, llamado el universo. El arquetipo más importante del Loco es el del “Ser”, fuente y origen de todo cuanto existe. Otra forma de llamar a este arquetipo es “El Espíritu”, la unidad surgiendo del pensamiento divino potencial, y haciéndose manifiesto. Pero no debemos olvidar que el Loco proviene de un vacío creativo, oscuro y profundo, y es de dicho vacío que proviene todo su poder.