POR EL PODER DE AQUELLO QUE PERDURA

POR LA DIVINA VOLUNTAD DEL CIELO

POR EL PODER DEL EMBATE DEL COMETA,

TE LLAMO A TI, PRIMOGÉNITO DE OSIRIS.

POR EL PODER DEL AMOR

POR EL RESPLANDOR DE LA LUZ MÁS INTIMA

POR LA FUERZA DE LA PRIMERA PALABRA

TE INVOCA A TI, HIJO DE NEFTIS,

POR LA INFINITA DURACIÓN DEL TIEMPO

POR LAS ORILLAS SIN LIMITE DEL ESPACIO

POR LOS CUATRO PODEROSOS QUE SOSTIENES A LA TIERRA

TE LLAMO, TE INVOCO A TI, ANUBIS.

EL QUE ABRE LOS CAMINOS DEL CORAZÓN Y DEL ESPÍRITU.

ANUBIS, ANUBIS, ANUBIS!