La Fraternidad del Círculo Dorado (F.C.D.) nace de la intención de servir a la luz y es el resultado de la dedicación, esfuerzo y sacrificio de muchos hombres y mujeres, quienes de generación en generación han preservado y transmitido la Sabiduría Eterna, que es la herencia espiritual de las Escuelas de Misterios alrededor del Mundo.